viernes, septiembre 02, 2005

El rito de cambiarse de casa.
Conozco gente que cambia de casa a cada rato. Ahi van con un camión de mudanza lleno hasta el tope. Obvio, con harta cosa en su coche, porque nunca cabe todo en un camión aunque se sepa acomodar. Yo, siempre he vivido en la misma casa. Dicen mis padres que me trajeron del hospital donde nací a la casa y aquí he pasado 26 veranos seguidos. Eso de cambiar de casa no es lo mio. Buscar una nueva. Miles de "previas citas" para encontrar un lugar más o menos habitable. Después, las reparaciones indispensables, que por supuesto el ocupante anterior no consideró indispensables. Luego el camión de mudanzas. Por cierto, alguién me comentó que esta gente tiene "prohibido" trabajar los fines de semana, todo a raíz de que sacaba todo el menaje sin autorización de los dueños de la casa. Finalmente, ya en la nueva residencia, a sacar todo de las cajas. ¡Ajá! ¡Todo! Lo más probable es que uno guarde 2 o 3 cajas por ahi en algún closet, previendo el próximo exodo.
Pese a todo pienso que cambiarse de casa tiene 3 cosas buenas: primero, cuando empacas te das cuenta que tienes un montón de cosas que no te sirven; segundo, encuentras muchas de cosas que por años has tenido perdidas y que como tenías perdidas, compraste un substituto; tercero, con la desesperación de cambiarte, botas a la basura muchas de cosas que necesitarás en tu nueva casa.

5 Comments:

Blogger Fred dijo...

I wish my blog was as phenomenal as this! Here's where you will find solutions for acne treatments New information on acne treatments

2:12 p.m.  
Blogger Mario dijo...

Este Fred ¿me conocerá o me hablará al tanteo? En lo que averiguo veré lo del tratamiento. Quien quita y es chicle y pega...

2:26 p.m.  
Blogger Aldo Iván Espinosa dijo...

Y además de todo ello, uno tiene que mudarse también de hábitos. Las esquinas son nuevas, los rincones, la distancia al baño, las llaves y las chapas. También la iluminación: la luz del sol no entra igual, y hay que ponerse a buscar un lugar como el que tenías antes, donde los rayos pegaban y volaba algo de polvo y el cuarto se entibiaba y entonces te sentías en casa.

2:36 p.m.  
Blogger Mario dijo...

Por cierto: la chimpa me reclamó el otro día. Decía que no le había dedicado ni un sólo espacio en este bonito medio de comunicación. Pues bueno, cabe señalar que recientemente se cambio de la selva para aca. ¡Bienvenida!

2:16 p.m.  
Blogger Mariana dijo...

estoy totalmente de acuerdo... yo que me he cambiado de casa 5 veces en mis 21 años de vida... te puedo decir que todavia tengo cajas de la segunda mudanza sin desempacar....y hay cosas que hubiera querido conservar que en el momento pensé que eran inservibles.

11:11 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

FREE hit counter and Internet traffic statistics from freestats.com